17/2/16

UN PASEO POR LA GARROTXA: DONDE LOS VOLCANES DUERMEN


El parque natural volcánico de la Garrotxa esconde hermosos secretos: Paseos por bosques de leyenda, pueblos de cuento, cascadas de ensueño o coloridas tierras volcánicas…Nosotros hemos viajado durante cuatro días por esta zona prepirenaica para descubrir algunos de ellos.¿Nos damos un paseo?


MAPA DE VIAJE





La Garrotxa está situada al norte de Cataluña, en la cuenca alta del río Fluviá. Es un área declarada de interés natural que engloba el Parque Natural de la Zona Volcáncia de la  Garrotxa, con más de cuarenta volcanes y varias coladas de lava. Además, esta zona es una de las más boscosas de Cataluna y cuenta con atractivos pueblos de estilo medieval, así como una rica gastronomía.Es la combinación perfecta para una escapada diferente.


1.-SAN JOAN LES FONTS Y LA RUTA DE LAS TRES COLADAS DE LAVA



Puente medieval e iglesia de Sant Joan Les Fonts.

San Joan les Fonts ha sido siempre un pueblo de comercio, donde la necesidad de unir los Pirineos con la costa catalana y el ir y venir de los comerciantes obligaron a construir en el siglo XIII un vistoso puente medieval con piedras volcánicas. En uno de sus extremos encontramos una oficina de Información y Turismo donde aprovechamos para recoger información y un mapa de la zona.



Nada mejor para descansar del viaje que comer en el área de recreo que se encuentra a las afueras del núcleo urbano, situado junto a las escuelas locales.
Coordenadas:
 N 42º 12' 50.74"
 E 2º  30' 26.86"
Desde allí realizamos la ruta de las tres coladas de lava,un breve paseo de unos 15min. Recorremos un agradable sendero que nos llevará primero hasta una pequeña cascada donde se ubíca el "Molí Fondo", y a continuación llegaremos hasta unas curiosas coladas de lava.








Molí de  Fondo, antigua fábrica de papel.




Coladas de lava.
Terminamos la visita al atardecer aparcados junto a los jardines de hierbas aromáticas del monasterio de Sant Joan(siglo XII).
 

Antiguamente la gente del municipio lo llamaba la iglesia vieja, que precisamente es lo que queda del antiguo monasterio benedictino de época medieval. Fue declarado Bien de interés Nacional en 1982 y es uno de los mejores ejemplos de arquitectura religiosa de la Garrotxa. Lo que más llama la atención es el color rosado de sus muros.





Es un rincón que nos transmite una gran paz y tranquilidad, así que decidimos pernoctar allí mismo.

Coordenadas:

N 42º 13’ 2.3”

E 2º  30’ 54.4"


2.- CASTELFOLLIT DE LA ROCA Y BESALÚ


Castelfollit es un pueblo que lo mires desde donde lo mires impresiona. Si nos internamos en su casco medieval, recorriendo la Carrer Major y Carrer de L´Englesia llegaremos hasta la iglesia San Salvador, desde donde subidos al campanario disfrutaremos de las mejores vistas sobre los tejados del pueblo y podremos verlo literalmente colgado al borde del precipicio. 


Casco antiguo Castellfolit de la Roca.




Además, la iglesia San Salvador aunque antiguamente lo fue, ahora ya no. Destruido y reconstruido varias veces, el edificio permaneció en mal estado hasta los años 80, cuando por iniciativa de los vecinos se decidió restaurar y convertir en centro cultural.



Interiror de la antigua Iglesia San Salvador.


Pero descendiendo por la carretera N260z y cruzando el río Fluviá podremos descubrir la cara más conocida de Castelfollit y quizá una de las imágenes más fotografiadas de Cataluña. Impresiona ver el pueblo colgado sobre una gran pared de basalto de unos 50m de altura.








Antes de dejar Castelfollit de la Roca queremos daros dos apuntes gastronómicos que no deberíais dejar pasar: el primero son  Las magdalenas de Cal Tuset, porque de entre 23 variedades de magdalenas alguna (o todas) hará vuestras delicias, y os aseguramos que será vuestro mejor “desayuno o café furgonetero” en mucho tiempo.



La segunda son las cervezas artesanas Pochs, de venta al público en la Carrer Major, y ganadora de sendos premios en la Feria de la Cerveza de 2015 en Dublin.





Continuamos pues el viaje hacia Besalú con muy buen sabor de boca. Esta es una villa medieval por excelencia y nuestro gran placer será pasearse por sus empedradas calles y descubrir encantadores rincones. No hay que perderse el Puente medieval, el barrio sefardí y el bucólico paseo a orillas del río Fluviá.

Bonitos rincones del casco medieval.

Paseoa a orillas del Fluviá.

Encantadores rincones del barrio sefardí.


No pudimos irnos de Besalú sin hacer las mil y una fotos del puente, pues es la imagen más conocida de la villa.










Pernoctamos en el  Camping Besalú, del cual poco podemos contar, pues llegamos entrada la noche y salimos bien de mañana.



3.- LAGO DE BANYOLES Y SANTA PAU


Nos alejamos unos pocos kilómetros  de la zona de La Garrotxa, hacia la comarca del Pla de l’Estany, para pasar una tranquila mañana paseando a orillas del lago Banyoles, un espacio natural protegido y el principal atractivo de la comarca.







Antes de continuar el viaje y alejarnos de las orillas de este precioso lago pasamos a visitar la iglesia de Santa María de Porqueres.Es una iglesia de origen muy antiguo (S.X) que está muy bien conservada.
Su pórtico es de gran belleza.





Pórtico de Santa María de Porqueres.





Comemos y descansamos bajo el brillante sol de invierno para realizar, cerca de Sallent, una breve excursión y descubrir el salto del Batlle, una hermosa cascada que bien merece el paseo.







Por la tarde, cuando la luz pierde fuerza llegamos hasta el encantador pueblo de Santa Pau. Vigilante y asentada sobre un promontorio nos espera Santa Pau, una villa de marcado carácter medieval, organizada entorno a un robusto castillo y con una plaza central,  plaza Mayor o “Firal dels Bous”, de forma triangular y porticada, donde las arcadas tienen la peculiaridad de ser irregulares.










4.- LA FALLEDA D´EN JORDÁ, SANTA MARGARIDA Y EL VOLCAN CROSCAT.

La noche anterior pernoctamos en el aparcamiento (km 4 de la carretera entre Olot y Santa Pau) del centro de información del parque (Can Serra)de La Falleda d’en Jordá. Así pues, nos levantamos por la mañana a las puertas de nuestra primera excursión del día: La Fageda d’en Jordá.

Coordenadas:
N 42º 9' 17.2"
E 2º 31'  0.7" 
 
Aparcamiento del centro de información del parque.
 
 
La Fageda (hayedo en catalán) es un bosque de hayas que crece sobre la colada de lava del volcán del Croscat. Se trata de un paseo llano, circular en el que se atraviesa el hermoso bosque donde la naturaleza parece engullirlo todo. Un paseo en familia que no nos hubiéramos perdido por nada del mundo.






Piedras y suelo volcánico del bosque.







Nos desplazamos después con la furgoneta hasta el parking de Santa Margarida. Tras aparcar ascendemos por una empinada pendiente de aproximadamente un kilómetro hasta alcanzar la cima. Las vistas sobre los Pirineos son impresionantes y podemos disfrutar además de la perspectiva sobre el cráter del volcán y la ermita que encierra.
 
Subida hacia Santa Margarida.



 
Ermita de Santa Margarida.


Nuestro tercer y último paseo por la Garrotxa nos lleva a aparcar cerca del restaurante Mas Nou, desde donde una pista nos conduce hasta un frondoso bosque y poco después hasta la base del cono del volcán Croscat. Es volcán más ancho de la península Ibérica y tiene un aspecto muy curioso a causa de la extracción de material para la fabricación de ladrillos y pistas de tenis durante 25 años.







 

Y con esta maravilla de paisaje despedimos nuestro viaje a Cataluña.
Agur Katalunia! Adeu Catalunya!




 INFORMACIÓN DE VIAJE:

http://es.turismegarrotxa.com/la-garrotxa/

http://bellos-pueblos-catalanes.blogspot.com/
Publicar un comentario